La Mezquita Azul: una atmósfera turquesa y celeste

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on email
Share on whatsapp
La Mezquita Azul

Cuenta la historia que cuando el Shah Abhash de la India mandó construir para su esposa un mausoleo de mármol blanco y piedras preciosas (el Taj Mahal) también planeó colocar otro para sí mismo en la ribera opuesta del Ganges. Este nunca llego a construirse, pero algo parecido ocurrió con la Mezquita Azul: se colocó frente a Santa Sofía para enfrentarse a su grandeza y superarla, y también para dejar a ambas unidas para siempre.

Pero la Mezquita Azul proyectada por el sultán Ahmed I no fue ningún regalo de amor. Supuso un costo excesivo para las arcas del estado: 21.043 azulejos colorean de azul su interior, y más de 250 vidrieras fabricadas en Venecia, con incrustaciones de piedras preciosas, le prestan luz y claridad. El resultado fue admirable: una atmósfera turquesa y celeste, con una constelación de formas geométricas cubriendo el entorno.

La Mezquita Azul es la mezquita más importante de Estambul, Turquía. Su nombre en turco es Sultanahmed Camii, Mezquita del Sultán Ahmed, ya que fue construida por el Sultán Ahmed I entre 1609 y 1616. Fue inaugurada en el año 1617 durante el mandato de Mustafá I.

La cúpula central tiene 23 metros de diámetro y 43 metros de altura. Cuenta con seis minaretes lo que, en el momento de su construcción, provocó mucha polémica, ya que la Meca también tenía seis. Posteriormente y para apaciguar a los fieles, en la Meca se construyó un séptimo minarete para marcar la diferencia.

Para entrar en la Mezquita Azul, al igual que en el resto de las mezquitas de la ciudad, deberéis llevar la ropa apropiada y descalzaros antes de entrar. Las mujeres deben llevar los hombros y el pelo tapado. Si no tenéis nada para taparos, en la entrada os dejarán todo lo que necesitéis para entrar.

Durante las horas de culto la mezquita está cerrada al turismo, ya que 5 veces al día su interior se dedica al rezo.

La mejor opción para llegar a la Mezquita es coger la línea T1 de tranvía y detenerse en la estación Sultanahmet. Y está abierta al público durante todo el año. Se puede visitar todos los días de 08:30 h a 11:30 h, de 13.00 h a 14:30 h y de 15:30 h a 16:45 h.

En verano, desde mayo hasta septiembre, se celebra en el exterior de la Mezquita Azul y de la Basílica de Santa Sofía un espectáculo nocturno de luces y sonido

Si te gustaría conocer una de las Mezquitas mas importantes del mundo, ¡No dudes en contactarnos!

Su suscripción se ha realizado con éxito. Gracias por elegir
TIP TRAVEL