Te mostramos todo lo que no te podes perder si viajas a Nueva York

NUEVA YORK

Tanto si es la primera vez como si es la sexta que se visita Nueva York, siempre hay algo por descubrir en esta ciudad en construcción y cambio constantes, aca te contamos sobre algunos lugares que no podes irte sin conocer:

EL INICIO DE LA RUTA

Unas pocas manzanas hacia el norte, Broadway y Wall Street hacen esquina y por su bocacalle peatonal se llega al edificio de la Bolsa. Frente a él está plantada La Niña Sin Miedo (Kristen Visbal, 2017), que fue trasladada de su emplazamiento original frente al Toro de Wall Street en diciembre de 2018. También se erige aquí el histórico edificio de columnas griegas del Federal Hall, de 1842, con la imponente figura de George Washington, primer presidente del país, que juró su cargo en 1789 en un edificio anterior que ocupaba este mismo espacio.

Caminando desde Wall Street hacia el East River se pasa por lo que podría considerarse como el casco antiguo neoyorquino: South Street Seaport, con calles adoquinadas y edificios de apenas tres o cuatro alturas.

EL HOMENAJE A LAS VÍCTIMAS DEL 11/S

No se puede abandonar el bajo Manhattan sin visitar la zona del 11/S. Tras dejar atrás South Street Seaport y subir de nuevo hacia Broadway, a apenas un par de manzanas se extiende lo que fue la Zona Cero. El complejo erigido a partir de 2006 además de recordar aquella tragedia también supone un gran reclamo turístico. Donde antes se alzaban las Torres Gemelas ahora hay dos enormes estanques cuadrados por cuyas paredes resbalan cortinas de agua y cuyos bordes están delimitados por una placa de bronce con los nombres grabados de las 2983 víctimas del ataque de 2001. Debajo se localiza el 9/11 Museum, un espacio dedicado a revelar los hechos y las consecuencia de los ataques, y a rendir homenaje a las víctimas y a los equipos de rescate.

UN AGRADABLE PASEO

Broadway Avenue atraviesa Chinatown y el Soho, repletos de restaurantes y tiendas de ropa, y nos acerca a Washington Square Park, un agradable parque rodeado por el campus de la New York University que siempre está lleno de jóvenes patinadores, malabaristas, músicos y artesanos que venden sus creaciones.

A partir de la calle 14 comienza Midtown, la zona media de Manhattan, que abarca hasta la 59 por el norte, donde empieza el extenso Central Park.

LA REVOLUCIÓN VERDE DE HIGH LINE

Little Spain es la zona comprendida entre la avenida séptima y octava de la calle 14. Se llama así desde que a inicios del siglo XX se instalaron en sus calles numerosos inmigrantes españoles, sobre todo originarios de Galicia.

En el extremo oeste de la 14th Street empieza el Meatpacking District, cuyas calles conservan algunas porciones adoquinadas. Hasta hace poco en esta zona se despiezaba el ganado para abastecer los mercados y restaurantes neoyorquinos. Ahora es una zona boutique con tiendas de lujo, donde tiene su sede el museo Whitney de arte estadounidense del siglo XX y actual

TODO PUEDE OCURRIR EN LITTLE ISLAND

Pasado el Meatpacking District se llega a orillas del río Hudson y, entre los muelles 54 y 56, destaca una de las grandes novedades de 2021: Little Island, una isla sostenida por pilares que parecen tulipanes. El conjunto crea una superficie sobre la que se asienta un espacio verde con dos anfiteatros –uno de ellos tiene capacidad para 700 personas–, una zona para consumir comida y bebida, y una serie de caminitos, escalones, colinas arboladas y praderas de césped.

LA JOYA DE LA CORONA: THE VESSEL

Subiendo por el lado oeste de Manhattan en bici o caminando junto al río, se llega al barrio de Hudson Yards, en la calle 30, una zona de rascacielos de reciente construcción. En el enorme espacio que ocupaban unas cocheras de tren ahora emerge un grupo de edificios de cristal que parecen prismas de cuarzo peleándose por arañar el cielo. Entre ellos se levanta la estructura The Vessel, conocida por los locales como el «shawarma» debido a su forma cilíndrica ensanchada por la parte superior, pero que permanece cerrada de forma indefinida por razones de seguridad.

MIRADORES DE VÉRTIGO

En uno de estos edificios nuevos se inauguró en 2020 The Edge Sky Deck, una terraza suspendida a 345 m que permite observar la ciudad a través de paneles de cristal. Hace unos años solo había tres miradores de altura en la ciudad: el del Empire State Building, el Top Of the Rock del Rockefeller Center y la OWTC; ahora existen más de media docena. En octubre abrió otro observatorio más: Summit, que promete una experiencia única en la que el visitante entra en una especie de jaulas de cristal colgadas sobre el vacío y puede subir en un ascensor exterior con paredes y suelo transparentes.

VISTAS Y MÁS VISTAS

Al subir por la Quinta avenida desde la 42, otro de los principales ejes de la ciudad, entre las calles 48 y 51 se erige el Centro Rockefeller. Este complejo de 19 edificios en torno a una plaza es famoso por sus espectaculares decoraciones navideñas y su pista de patinaje sobre hielo. Aquí está el mirador Top of the Rock, desde el que se puede admirar el Empire State y Central Park. A pocas calles del Rockefeller, en la calle 53, tiene su sede el imprescindible Museo de Arte Moderno, el MoMA, uno de los mayores y más influyentes museos del mundo con obras de Matisse, Dalí, Bacon, Cézanne, Chagal o Jackson Pollock entre otros.

Con sus bosques y amplias praderas, Central Park es el lugar idóneo para tomarse un respiro del asfalto y los rascacielos.

ENTRE ISLAS Y MUSEOS

Central Park tiene además la fortuna de hallarse rodeado de tres de los mejores museos de la ciudad. En el este, en la calle 83, se encuentra el más importante de todos: el Museo de Arte Metropolitano, The Met, un escenario también de grandes eventos. Es el mayor museo de arte de Estados Unidos, con una colección que abarca todo el mundo. En el lado opuesto, entre las calles 77 y 81, se encuentra el Museo Americano de Historia Natural, también de visita obligada, que en junio de 2021 reabrió ampliada su colección de minerales, piedras preciosas y meteoritos.

Es interesante acercarse a la Isla de Roosevelt. Una fina y alargada isla situada en el East River, urbanizada y residencial.

CRUZANDO PUENTES

Desde Manhattan se puede también cruzar a pie o en bicicleta por alguno de los tres puentes que conectan con Brooklyn: el de Manhattan, el de Brooklyn o el de Williamsburg. De los tres, el que tiene mejores vistas y está mejor acondicionado para el visitante es el de Brooklyn, aunque puede estar muy concurrido. Desde la orilla de Brooklyn impresiona el skyline de Manhattan y, al final del día, ver el sol ocultarse entre los edificios es espectacular.

Para más información, no dudes en contactarnos!

Su suscripción se ha realizado con éxito. Gracias por elegir
TIP TRAVEL